Seleccionar página
¿Cómo descubrir tus talentos a través de tus dudas?

Cuando hablamos sobre las dudas en ámbitos espirituales, es normal referirnos a ellas como el enemigo número 1 que nos impide manifestar lo que deseamos.

Sin embargo, a pesar de ser verdad, aquí no vamos a hablar de eso.

Vamos a hablar de cómo podemos hallar nuestros talentos transmigrando nuestras dudas.

Además, descubrirás un atajo eficiente y rápido para eliminar cualquier duda que tengas en este momento.

 


Dudar es normal

 

Es normal que en algún momento tengamos dudas, no es algo por lo cual debamos sentirnos culpables.

Es más, quienes nos crearon también tuvieron dudas.

En el relato de la creación, las entidades que conformaban el nombre Elokim (es un nombre sagrado en plural) decían una orden y eso se creaba.

“Y dijo Elokim: ‘Haya luz’, y hubo luz.” [Bereshit 1:3]

Pero, cuando llegaron a la creación del hombre, en vez de hacer una afirmación o dar una orden, hicieron una pregunta.

[Bereshit 1:27]
…וַיֹּ֣אמֶר אֱלֹהִ֔ים נַֽעֲשֶׂ֥ה אָדָ֛ם בְּצַלְמֵ֖נוּ כִּדְמוּתֵ֑נוּ
“Y dijo Elokim: ¿hacemos un hombre a nuestra imagen conforme a nuestra semejanza?…”

Es decir, seres de dimensiones superiores a la nuestra dudaron de que nosotros fuésemos capaces de hacer el trabajo que veníamos a hacer a nuestro plano físico.

Y, si seres superiores que carecen de libre albedrío tuvieron dudas, pues mucho más nosotros que surgimos de esa duda de alguna manera.

¿A qué voy con esto?

Dudar es normal, puede pasarnos en cualquier momento.

La idea es que eso no nos detenga y que sigamos adelante pese a que dudemos, tal como Elokim lo hizo (porque por eso estás existiendo mientras lees esto).

Avanza aun cuando dudes, esa es una demostración de confianza personal y de certeza, y solo con eso basta para empezar a eliminar tus dudas.

 

Transmigrando dudas a Talentos

 

Nuestras emociones corresponden al Mundo de Formación, por consiguiente, todo el tiempo están dando forma a futuras manifestaciones.

Toda tu vida, tus situaciones, tus relaciones, tus pertenencias, incluso tus problemas y tus carencias; son el resultado de esa Formación porque es un proceso que ocurre las 24 horas del día, seas o no seas consciente de ello.

El Mundo de Formación está compuesto por 6 Sefirot emocionales:

  1. Jesed (amor)
  2. Guevura (deseo)
  3. Tiferet (belleza)
  4. Netzaj (perseverancia)
  5. Hod (humildad)
  6. Yesod (conectividad).

De estas 6 sefirot emocionales provienen las 600.000 almas del pueblo de Israel.

En la porción de la Tora Pikudei [Shemot 38:21-40:38], se habla de una rendición de cuentas de los materiales que se entregaron y se usaron para construir el Tabernáculo.

En cada censo que hubo en el desierto, la cuenta siempre daba 600.000, pues quien quisiera ser contado debía dar medio shekel de plata.

Es decir, entre los materiales dados por el pueblo para construir el Tabernáculo hubo 300.000 shekel de plata.

Hay una medida antigua llamada kikar, la cual se suele traducir como talento, y una unidad de esta equivale a 3.000 shekel.

O sea, el censo hizo que hubiesen 100 kikar de plata con los cuales se construyeron 100 bases para el Tabernáculo [Shemot 38:25-28].

El Tabernáculo somos nosotros porque somos un conector con los mundos superiores que se puede desplazar en el plano físico.

Las bases del Tabernáculo, es decir nuestras bases, son la realidad física que experimentamos día a día.

Por eso, tal como sea nuestra vida en este momento, es algo a lo que nosotros mismos le hemos dado forma con nuestras emociones.

Tenemos el mismo poder creador que quienes nos crearon para moldear nuestra realidad física a nuestro antojo.

Pero, en general, sólo hay dos cosas que podemos manifestar:

  1. La realidad física que deseamos
  2. Dudas (que impiden la existencia de lo que deseamos)

כִּכָּר [kikar -> talento] = 240 = סָפֵק [safek -> duda]

Tanto la palabra talento (medida) como la palabra duda en hebreo tienen el mismo valor numérico.

Si mi emoción está entera, manifestará talento, la realidad física que deseo.
Si mi emoción no está entera, manifestará dudas, o sea nada

 

¿Cómo tener emociones enteras?

 

La entereza emocional es algo que fácilmente puede ser una clase de dos horas sin garantías de que abordemos todos los temas.

Por eso, te voy a compartir lo que considero que es un atajo para tener emociones enteras. Ese atajo se llama: Alegría

Para el Santo Bendito sea Él, un tzadik (la persona con la mayor refinación espiritual) vale lo mismo que alguien con un corazón alegre.

Si estás alegre, las 6 emociones se completan al instante:

  • Alguien alegre no puede pensar en dañar o damnificar a los demás (Jesed)
  • Alguien alegre sólo desea lo mejor porque sabe que el mundo fue creado para él (Guevura)
  • Alguien alegre sólo puede ver el mundo como algo hermoso y actúa en consecuencia (Tiferet)
  • Alguien alegre sólo desea seguir haciendo las cosas que lo hacen sentir alegre (Netzaj)
  • Alguien alegre está en un estado donde le es prácticamente imposible juzgar (Hod)
  • Y alguien alegre sólo desea compartir su alegría con los demás (Yesod)

Estando en alegría es imposible sentir dudas.

Y si tú no tienes dudas, eso implica que las cosas que deseas para tu vida sí pueden manifestarse.

Entonces, que a partir de ahora la misión de todos tus días sea estar alegre.

Si te cuesta alegrarte, o sostener el estado de alegría de forma prolongada, no te preocupes, intenta al menos sentirte bien e ir aumentando esa sensación progresivamente.

 

¿Y cómo hallo mi talento?

 

Si regresamos al verso de Bereshit 1:27 cuando Elokim se pregunta si nos crea o no, allí también dice que nos creará para dominar sobre los peces en el mar, entre otras cosas.

Los peces están en el mar porque el agua hace que no sean fáciles de encontrar a simple vista, pero, una vez encontrados, sólo debemos ir al mismo punto una y otra vez tal como hacen los pescadores.

Los peces son nuestros talentos.

El mar en este caso se refiere a nuestras emociones.

Nuestras emociones muchas veces nos impiden ver nuestros talentos, en especial por las dudas.

Si estamos alegres eliminamos nuestras dudas.

Si no tenemos dudas encontramos nuestros talentos porque será muy evidente el subidón de alegría.

La forma en la que mejor se puede expresar nuestra alma a través de nosotros es por medio de nuestros talentos.

Por eso, cuando alguien es talentoso en algo y se dedica a ese algo, ese es el momento más alegre de su vida.

Y, si estamos alegres, y nuestra alma lo único que busca es darnos aún más alegría, la mejor manera para ello es por medio de nuestros talentos.

Así que, si aún no has encontrado tu talento, pero estás alegre, a tu alma no le quedará más remedio que mostrarte cuál es tu talento, para expresarse a través de ti y darte más alegría.

 


 

Los mejores deseos

Jean Pierre
jeanpierrebernal.yt@gmail.com

 

¿Preparado para subir al siguiente nivel?

He creado un checklist muy fácil de seguir para que puedas subir tus niveles de confianza al instante. Hazlo cada día y tu vida cambiará muy rápidamente.

¡Obtén el checklist aquí!

Que nada te impida llegar al siguiente nivel

¡Revisa la carpeta de SPAM o correo NO deseado!

0 comentarios

Pin It on Pinterest

Share This